fbpx

Neuromarketing y colores: esa pincelada que te hará más feliz y a tu negocio más rentable.

Compartir

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email
Share on whatsapp
Beatriz Fagundo

Neuromarketing y colores

 

El Neuromarketing ya había llegado al cine, y ahora ha llegado a los colores ¿Sorpresa? Lo cierto es que no, porque vivimos rodeados de colores. Desde pequeños convivimos con el azul del cielo, el verde de los árboles, el amarillo del sol o el rojo de la sangre. Y con todas las posibles combinaciones que se te ocurran cada vez que levantamos la vista. ¿Pero, nos da igual? Pues no, los colores tienen un enorme impacto en cómo percibimos la vida. Y nos cambian el estado de ánimo: nos animan, nos relajan o nos entristecen. No es magia, es ciencia. Concretamente es la Psicología del color, o el estudio de cómo reaccionamos a los colores. Y esto, aplicado a las empresas, sería el Neuromarketing de los colores. Así que aquí os dejo unas pocas pinceladas para que llenéis vuestras vidas de los colores que os harán más felices. Y vuestros negocios más rentables…

 

Colores y cerebro

 

Está demostrado que tardamos 90 segundos en hacernos una representación mental de las cosas o las personas, y los colores ocupan del 62% al 90% del tiempo de esta evaluación. O, dicho de otra forma, mucho más de la mitad del tiempo que dedicamos a las decisiones de nuestra vida, incluidas las decisiones de compra, lo dedicamos a los colores.

 

Así que ya os podéis imaginar lo importante que puede llegar a ser escoger adecuadamente los colores de nuestra ropa, de nuestra casa o de nuestro coche ¡Y qué no decir de nuestro negocio! Cuando diseñamos un producto o una web tenemos que ser conscientes de que los colores generaran una impresión y un estado de ánimo específico en nuestros clientes/usuarios. Si la gama de colores es inadecuada podemos estar sugiriendo inexperiencia o falta de profesionalidad. Si, por el contrario, es la adecuada, podemos generar confianza y llegar al usuario tal y como pretendemos.

 

¿Botón verde? ¡Jamás!

 

Y como sé que a vuestros cerebros (y al mío, claro está) les encantan las historias y los hechos, aquí va una historia de cómo el neuromarketing del color os puede ayudar en vuestro negocio. Concretamente se trata de una empresa de máquinas tragaperras online. Inicialmente el botón call to action de su web era verde. Y no les iba mal. Tenían un ratio de conversión de 10%-15%. Pero necesitaban más. Y así se les ocurrió hacer un pequeñísimo cambio: hicieron un test A/B y el botón verde pasó a ser amarillo ¡Y consiguieron un incremento de conversiones en su web de nada menos que del 187,4%! ¿Por qué? Pues porque el verde es un color precioso, que nos da calma y tranquilidad, pero no hará que saltemos de la silla. En cambio el amarillo, qué os voy a contar…¡no hay color más energizante que el amarillo!

 

Cada color en su momento…

 

Pero como ya os habréis imaginado, no hay colores buenos ni malos. Cada color tiene su momento y su utilidad. Y para que podáis escoger sabiamente, aquí os dejo un pequeño resumen de los más utilizados…

 

NEUROMARKETING DEL AZUL

 

El color azul ha estado en nuestras vidas desde siempre. Es el color del mar, del cielo. Y por eso nos sentimos seguros ante las cosas azules. En nuestro cerebro está asociado a la confianza, la seguridad y la fiabilidad. Pero no es un color cálido, siempre nos dará una cierta sensación de frialdad y de distancia, como el propio cielo. Pero es la mejor elección si lo que quieres es generar confianza. Por eso es ideal para webs o negocios de transacciones monetarias, o que necesiten muchos subscriptores. Así que no es de extrañar que Facebook, LinkedIn, Twitter o J.P. Morgan hayan escogido este color para sus logos.

 

NEUROMARKETING DEL ROJO

 

El rojo es el fuego, es la fuerza sin control, pero que nos atrae irremediablemente. Y, claro está, lo asociamos con la pasión, la velocidad, el poder y, a veces, la ira. Buena elección para crear urgencia o para calls to action. Usado para señalar peligros, también sugiere determinación, fuerza y fomenta el apetito.

 

Muy útil para productos o webs para jóvenes, que quieran sugerir entusiasmo o energía. Por eso tenemos a Coca-Cola, incitándonos a vivir el sueño americano y a bebernos la vida de un sorbo. Y, como no, a Ferrari, el símbolo de una vida de éxito y de poder, vivida sin freno, sin control y sin límites.

 

NEUROMARKETING DEL ROSA

 

El rosa es un color suave, hasta tierno. Está asociado a la juventud y la feminidad. El cerebro nos devuelve una imagen de chicas envueltas en un halo de despreocupada diversión, romance e inocencia.

 

Muy apropiado si tu público target son mujeres jóvenes o si quieres “transportarte al pasado”, a cosas tradicionales ¿Y qué hay más tradicional y femenino que una Barbie? Pero, si no contento con ese mundo de princesas y Kents quieres representar la feminidad en toda su juventud, belleza y esplendor, aquí tienes a Victoria`s Secret!

 

NEUROMARKETING DEL VERDE

 

El verde es el color de la naturaleza, de la paz y la tranquilidad. Los tonos verdes nos sugieren rejuvenecimiento, calma y optimismo. Ideal para webs o productos que quieran reflejar relajación, frescura y honestidad. Tanto si eres un loco de las causas medioambientales, como si tienes un negocio de productos naturales, el verde es tu color. A Greenpeace le ha funcionado…

 

NEUROMARKETING DEL AMARILLO

 

Se considera el color más energizante. Desde pequeños lo asociamos con el sol, por lo que nos sugiere calidez y felicidad. Representa el optimismo de la juventud. El amarillo brillante es ideal para productos o webs para niños, porque les llama la atención y les genera felicidad. Tonos menos brillantes sugieren antigüedad y el cerebro los asocia con sabiduría y curiosidad. Estos tonos son muy útiles para webs que quieren dar una imagen de inteligencia y autoridad.

 

Pero, en general, es un color que nos mueve, que nos hace sentir jóvenes y llenos de energía ¿Será por eso que lo escogió IKEA? Puede que sí… Y puede que por eso al llegar a IKEA nos transformemos en súper héroes del bricolaje, dejemos volar nuestra brillante capa amarilla y nos sintamos capaces de afrontar solitos una reforma integral de nuestra casa. O, lo que es aún mejor, nos creamos con la energía suficiente para montar en un solo fin de semana un par de estanterías…y hasta 2 cuadros!

 

NEUROMARKETING DEL NARANJA

 

Mas equilibrado y menos arrollador que el rojo, también sugiere movimiento y acción. Es vibrante, energético, amigable y apetecible. Es ideal para diseños que sugieran energía, movimiento y actividad. Muy recomendable para webs o productos que quieran asociarse a creatividad y rapidez, porque es excitante pero sigue teniendo un punto de calidez.

 

NEUROMARKETING DEL ORO

 

El color dorado es el símbolo del poder y del prestigio. Lo asociamos al lujo, la abundancia y el derroche. Preferido por reyes y emperadores como imagen de riqueza, sugiere sofisticación y nobleza. Combina muy bien con colores que asociamos con la elegancia y el prestigio como el púrpura.

 

NEUROMARKETING DEL NEGRO

 

Este color suele asociarse a seriedad, incluso dolor. Pero también es la elegancia y la sofisticación en estado puro. Es un color muy versátil y por eso es mejor combinarlo con los otros, para dar contraste. Muy utilizado como fondo en muchos logos o webs.

 

NEUROMARKETING DEL MARRÓN

 

Sugiere relajación y calma. Ideal para webs de salud o belleza. Los tonos crema son sosegados, elegantes y puros, y son el fondo ideal para webs que quieren transmitir una sensación de “tradición”. Los tonos tostados son conservadores y evocan piedad. Por eso pueden parecer aburridos o sosos, pero son también tranquilizadores y reconfortantes. Son ideales para webs que no quieran transmitir la sensación de ser atrevidas o extravagantes. Y para el día que has hecho algo mal y quieres disculparte. Es muy posible que, sin saber porqué, le des un poco de lástima y se sientan más inclinados al perdón.

 

Los tonos marrones oscuros, por otra parte, nos parecen saludables y cercanos, como una hogaza de pan. Por eso los asociamos con cordialidad, honestidad y calidez. Las webs o los productos que quieran transmitir experiencia y confort deberían escogerlo. También suelen ser los tonos elegidos para productos derivados del café o el cacao.

 

Y hasta aquí los colores, pero ¿qué pasa si me mudo a China?

 

¡Pues suerte en ese maravilloso país! Pero recuerda que, aunque estos principios son prácticamente universales, la percepción de los colores puede variar según la cultura. Por ejemplo, el color blanco está asociado con la muerte en China, mientras que en los países occidentales es el color elegido por la mayoría de novias en el día de su boda. Asimismo, el púrpura es considerado una expresión de feminidad en muchos países, mientras que en Brasil está asociado con la muerte. Por lo tanto, si nos vamos a dirigir a un nicho específico o a una cultura determinada, no estaría de más revisar algunos temas básicos. Y si tienes un negocio online, te ayudará hacer un test A/B para confirmar que color hace que, por ejemplo, se incremente más tu tasa de conversión. Aunque el mar siempre será azul, el pino verde y la sangre roja. Y, o mucho me equivoco, o el vibrante rojo de Coca-Cola seguirá recordándote que te puedes beber la vida de un sorbo…¡aunque estés en el mismísimo Shanghái!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscríbete a la newsletter

Recibe ofertas, novedades y mucho más:

Esta web utiliza cookies, puedes ver aquí la Política de Cookies